A las mujeres les resulta más complicado alcanzar puestos de responsabilidad en las empresas y eso se debe, principalmente, a tres causas: que las mujeres siguen siendo responsables de la mayoría de las tareas domésticas y de la crianza, que los hombres tienen mucha más presión social que las mujeres por desempeñar el rol de “proveedor” de la familia y que hombres llevan años en el poder económico, político y social y no lo quieren soltar, lógicamente. Así lo explica Carme Miró, CEO en APPLE TREE en una entrevista que publica La Publicidad.

Para Carme, la discriminación salarial en los puestos que ha ocupado durante su carrera profesional ha estado presente, “pero de forma sutil, poco obvia”. Entre sus principales logros profesionales destaca haber montado una empresa de servicios profesionales desde 0 en España, y hacerla crecer. “Es un reto tremendamente difícil porque nuestro país no anima a los emprendedores, tanto si son hombres como mujeres”, señala.

ver artículo