La actual crisis provocada por el COVID-19 ha acelerado las expectativas del consumidor sobre la responsabilidad social de las empresas. Esto, a su vez, tiene una influencia importante en el mensaje que las marcas transmiten a sus audiencias, según explica Laura Corvo, directora adjunta de apple tree Madrid y miembro de la Junta Directiva de ADECEC, en un artículo que publica en Marketing Directo.

Laura señala que un consumidor más concienciado pide a las marcas un activismo alineado con sus propios valores, por lo que los influencers se convierten en un vehículo cada vez más relevante para representar, personalizar y amplificar ese mensaje.

Ver artículo